domingo, 10 de septiembre de 2006

Un poco de poesía


IRSE

Cada vez que te vayas de vos misma

no olvides que te espero

en tres o cuatro puntos cardinales


siempre habrá un sitio dondequiera

con un montón de bienvenidas

todas te reconocen desde lejos

y aprontan una fiesta tan discreta

sin cantos sin fulgor sin tamboriles

que sólo vos sabrás que es para vos


cada vez que te vayas de vos misma

procurá que tu vida no se rompa

y tu otro vos no sufra el abandono/

y por favor no olvides que te espero

con este corazón recién comprado

en la feria mejor de los domingos


cada vez que te vayas de vos misma

no destruyas la via de regreso

volver es una forma de encontrarse

y así verás que allí también te espero


De el libro: El mundo que respiro
Mario Benedetti

Dedicada a una persona que quise mucho