miércoles, 5 de septiembre de 2007

Esperando el cambio

















En esta humilde sillita
( como diria Mafalda )
me sentaré a esperar el cambio
que no llega


Somos de nuevo herida abierta
mala tierra trágame

Ismael Serrano

19 comentarios:

Yedra dijo...

Y si todos nos sentamos a esperar...¿¿quién hará posible el cambio??

S (ese) dijo...

Si el cambio que espera es el climático, viene de camino.
Primero el efecto invernadero, con el otra glaciación.

La Sombra dijo...

Yo he vivido sentado esperando que ella cambie, y sin creo haber estado esperando nada.

Besitos para ti.

yraya dijo...

Yedra pues tienes toda la razón el cambio es cosa de dos, pero de DOS, cuando es sólo de una parte la cosa queda coja.

yraya dijo...

ese,
el cambio ese del que hablas creo ya están ahí, aunque ya nos irán viniendo más.

yraya dijo...

Sombra
yo creo que cambiar cambiar nadie cambia, modificamos actuaciones en momentos puntuales, pero cambiar no sé... me cuesta creer que cambiemos.

Un beso

Bohemia dijo...

y mientras esperamos sentados nos comeremos una bolsa de paciencia a modo de pipas de girasol...

BSS

yraya dijo...

Pero bolsas grandes y buscaremos una silla más cómoda por si se alarga la espera.

Un besote

Calle Quimera dijo...

Pero que hay que esperar?,¿me llevo unos cigarritos?....salud¡¡¡.

yraya dijo...

Cigarritos y lo que haga falta, por si la espera se hace larga...jaja.

buen finde

Calle Quimera dijo...

Je.. las esperas son largas siempres, sobre todo cuando lo que se espera es algo que merece la pena. Mejor llevarse los cigarritos, la lata de coca cola (sorry, es casi lo único que bebo) y unas cositas para picar.. Yo pongo bolsón de frutos secos, hala.

Besitos, guapa.

yraya dijo...

Los cigarritos que no falten, coca cola para el que le guste, yo birra, y frutos secos siempre que se lleve buena provisión de cerveza, mira me fumaré un cigarrito ahora que lo hemos nombrado.

Buen finde

Carmen dijo...

1. Mejor ponerse de pie encima de la silla que esperar sentada, en vista del resultado.
2. Qué grande es mafalda.
3. Qué grande las voces del desierto... que casualmente me estoy leyendo ahora.

-de vuelta por el mundo virtual después de visitar Bolivia y su resignada pero alegre espera-

yraya dijo...

1)muy buena propuesta
2)completamente de acuerdo
3)me lo he leído 3 0 4 veces, hasta que lo dejé a alguien (no recuerdo a quién) y me quedé sin él y lo tenia dedicado por mis 3 hijos, puaff, que rabia.
A ver si te animas y cuentas algo de ese viajecito
Bienvenida y saludos

carlos martinez dijo...

No se a que espera te refieres, pero en cualquier caso me resisto a esperar sentado ningún cambio.
Y menos teniendo en cuenta que todo está cambiando constantemente.

lineasdesordenadas dijo...

El cambio no se espera, has de buscarlo tu, a� que a sacar fuerzas y a comerte el mundo!

yraya dijo...

Lineas...
el cambio siempre se espera, en política, personas, tiempo...por lo menos yo, lo de comerme el mundo ya lo intento, sino el mundo me come a mi.

Kim Basinger dijo...

Puedes traer un sillón, para estar mas comoda,porque aqui estan siempre los mismos perros con disttintos collares...

yraya dijo...

El cambio era a nivel personal, el otro cambio de perros ya estoy acostumbrada a siempre lo mismo, así que ni caso les hago