sábado, 3 de noviembre de 2007

La voz dormida



























Ahora que estamos a cuesta con la memoria histórica (que me parece muy bien) recomiendo este libro.
Me lo regalo uno de mis hijos y lo leí en un momento muy especial de mi vida -Noviembre del 2003-, me gustó muchisimo.