miércoles, 21 de noviembre de 2007

Marchando una de agua

El 8% de los barceloneses, en su mayoría residentes en la zona sur de la ciudad, se abastecen con agua procedente del río Llobregat que, en ocasiones, supera los niveles máximos permitidos de trihalometanos, agentes químicos que, consumidos durante un plazo muy largo -décadas-, pueden tener efectos potencialmente cancerígenos. Así lo expresó ayer el gerente de la Agencia de Salud Pública de Barcelona, Jordi Guix. Y saltó la alarma. Aguas de Barcelona y la Agencia Catalana del Agua aseguraron, en sendos comunicados, que el agua de Barcelona tiene todas las garantías de salud.
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Polemica/Barcelona/calidad/agua/elpepusoc/20071120elpepisoc_19/Tes


El agua de Barcelona no es potencialmente cancerígena en ningún barrio de la ciudad, y ni su contenido del compuesto químico trihalometano ni la intensa cloración que le da sabor de medicamento ponen en cuestión su potabilidad y bondad. Ese fue el mensaje que ayer transmitieron tanto los máximos responsables de la Agencia de Salud Pública de Barcelona (ASPB), institución que el pasado lunes difundió un preocupante informe sobre la calidad del agua de la capital catalana, como el primer teniente de alcalde del ayuntamiento, Carles Martí, o Ricard Gomà, concejal de ICV. Incluso el ministro de Sanidad, Bernat Soria, lamentó la alarma creada.
http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=460377&idseccio_PK=1022

¿¿Después de leer estas noticias que cara creen qué se me ha quedado??, de verdad que flipo en colores