jueves, 17 de julio de 2008

Piedras en la boca


Así me he quedado hoy yo en el dentista, he ido a hacerme una limpieza y me ha tocado... digamos la menos delicada de todas,
me dice: si te duele levanta una mano, una nooooooo, levante las dos, las levante tanto que casi salgo volando y ella sin inmutarse, no te fastidia la tía burra y luego dice que tenia piedras y que estaban muy agarradas, parece ser que mi boca ahora es una cantera,
nada, que la próxima vez ni se me acerque, porque la que va a salir volando es ella.


15 comentarios:

txusman dijo...

si en la boca tienes piedras no quiero ni pensar lo que tendràs en los riñones, jajajajaja!!!
saludos

yraya dijo...

Txusman
Te diré que piedras en los riñones no sé pero... tengo un dolor de boca aparte de mala leche, pero mañana iré a ver a su jefa, para que esta niña se recicle un poco más, no te jodes y con lo que pagas, en fin.
Me alegro verte de regreso, espero que hay ido bien
Un abrazo.

Kim Basinguer dijo...

No lo entiendo muy bien, si son como piedras tus dientes, es que son sanos y fuertes, si te los tiene que tocar y te dice que levantes las manos y lo haces cuando te duele ¿es que es ciega?
No soporto que los dentistas y los ginecologos, se crean con derecho a pasar de todo.

eva dijo...

yo de dentistas estoy curada de espantos, mi madre trabaja en el hospital con uno y mi tía es dentista, por encima salí a la parte materna que tenemos muy mala calidad en la dentadura, y mi abuelo paterno que jamás se los cuídó en la ida murió sin una sola caries, es que por encima de desagradable ir al dentista es cariiiiiiiiiiisimo, un besito y mañana ya no te dolerán

yraya dijo...

Kim
Lo que esta claro es que la tía era bastante burrica, tendrá que practicar más pero conmigo nooooooo.



Eva
Suerte que tienes de tener una tía dentista así si te duele le puedes echar unos berridos, por la confianza digo...
Te dejas un riñón en ellos y encima a sufrir, no te fastidias.
Hoy ya está mejor, gracias.

nadaq dijo...

...jaja...pero cómo puedes ser tan exagerada??

...debes seguir mi ejemplo. yo cuando voy me digo eso de "relájate y disfruta" y así es todo más fácil

...o esa frase era para otras ocasiones?

...glups...

yraya dijo...

Nada
Si, si exagerada, porque el dolor no lo tenias tu, no te fastidia.
La frase se puede aplicar para toda clase de actividades...

horabaixa dijo...

Hola Yraya,

Te entiendo perfectamente, tengo una dilatada experiencia con los odontologos. La última vez también sufrí un tropiezo. Después de una sesión de tortura, me pusó anestesia. Me preguntó si sufria del corazón.

Me quedé como un pajarito. En lugar de enjuagarme, me bebí el agua. Ya no sabia ni lo que hacia. Me preguntó si me encontraba bien. Nunca esa pregunta me pareció tan fuera de lugar.

Un abrazo

Leo Zelada Grajeda dijo...

Gracias pos tus felicitaciones. Me gusta ver que tienes sensibilidad social, algo poco frecuente en el universo de los blog.

Saludos.

eva dijo...

imagino que ya no te dolerá pero tengo una piedra para tí en mi blog que no te dolerá un besito

elshowdefusa dijo...

Yo antes llevaba ortodoncia. Me he pasado dos años y algo yendo al dentista cada mes. Si de algo sé, es de piedras y manos levantadas. Qué horror.

zel dijo...

Jajajaja, si debía ser burra, porqué cuando voy yo (por cierto, me toca mañana) no me entero de nada! besos empedrados!

yraya dijo...

Horabaixa
Anda que si sufrías del corazón, ¿qué iba a poner el remedio luego?
Mira que hay gente inepta por ahí.
Un saludo


Leo
Gracias por tus palabras, tengo muchos enlaces que están en sintonía conmigo.
Un saludo


Eva
Ya no me duele, estoy mejor.
Gracias por ese pedazo de premio, eso no duele sino que te halaga.
Besitos


Show
Pues ya sabrás bien de lo que van los dentistas.
Si el resultado es bueno a veces merece la pena pasar un mal rato, pero...
Saludos


Zel
Si la que esta siempre es una maravilla, pero esta de baja por maternidad y esta pues es burrica y no hay más.
Que te vaya bien mañana.
Besitos

peponita y venus dijo...

jeje, ay yraya, yo te imagino con las manitas levantadas y chillando como el día que pasó la ambulancia. Yo también quiero hacerme una pero si me van a dejar así de mal...ya me lo pensare. Un beso

Jesús M. Tibau dijo...

ja, ja, historia de terror en la silla del dentista