domingo, 20 de septiembre de 2009

Para Genín


Plata en los cabellos.
Oro en los dientes.
Piedras en los riñones.  
Azúcar en la sangre
Plomo en los pies.
Hierro en las articulaciones.

¡¡¡¡Nunca se pensó que a partir de los 50 se pudiera llegar a tener tanta riqueza!!!!

Para un buen amigo bloguer, Genín.
un abrazo.