sábado, 13 de noviembre de 2010

Sahara



























Me rechinan los dientes, se me revuelve la tripa, por no decir todo lo que siento por lo que esta pasando en el Sahara y por ver como la comunidad internacional y España (siendo tan amigos) siguen estando tan callados, cada día me repele más la política, sus políticos y sus jefes de estado.