sábado, 12 de febrero de 2011

Puchero canario

Hace años, cuando iba a Tenerife y mi madre aún vivía, aparte de la alegría de verme a mi y a mis tres hijos, me preguntaba:
qué quieres de comer mañana?
de sobra sabía ella lo que yo le iba a pedir:
PUCHERO, le decía
y ella con toda su dedicación y cariño, preparaba un puchero de aquellos de chuparse los dedos, desde que me falta mi madre (que hace ya unos cuantos años) no he vuelto a comer puchero...

El puchero es parecido a un cocido pero con más verduras y además se le pone peras.


Mi aportación a la semana del sabor

Puchero canario

25 comentarios:

emejota dijo...

¡Que suerte una madre que te hiciera tu comidita favorita cada vez que se la pides! Eso de echarle más verduras al cocido es estupendo, en cuanto a las peras, no se me habría ocurrido, pero probaré. Mmmm qué rico. Un fuerte abrazo.

Susana Terrados dijo...

¡Que rico! He vivido en Gran Canaria y he probado el puchero pero no recuerdo lo de la pera...lo tendré en cuenta.
Besos.

Ibso dijo...

A mí también me encanta el puchero y no me sale mal. Aquí, en Gran Canaria, no se le pone pera pero todo es cuestión de probar.
Un saludo.
Ibso.

mariajesusparadela dijo...

Que apetecible: el recuerdo, el puchero y la hermosa nostalgia.

O SuSo dijo...

Ummmmm, que buena pinta.
Puede que sea el momento de que cocines un buen puchero y te lo comas en memoria de esa gran madre que se ha muerto pero nunca se irá de tu vida.
Un beso

Genín dijo...

Igual me pasó a mi con la empanada de atún que hacia mi vieja, nunca mas la comí desde que ella muriócomo ella la hacia, no hay manera y mira que he tratado.
Lo mismo me pasa con un atún fresco con tomate en cacerola de barro, tampoco lo he encontrado, y es que como una madre, para un hijo, no guisa nadie.
Besos y salud

Anna Jorba Ricart dijo...

Este pucherito tiene que estar de rechupete...
Si es que las madres que guisan bien...son un tesoro,porque son nuestro recuerdo...

yraya dijo...

Emejota
Como que me tenía lejos, pues cada vez que iba me daba mis caprichitos, son cosas de MADRE.
Un abrazo.


Susana
En todas las islas haciendo el mismo plato tiene sus variantes.
Prueba lo de la pera, vale la pena.
Besos


Ibso
Entre islas hay cosas que cambian, aunque el gofio sigue siendo gofio en todas las islas, a qué si?
Un beso


Mariajesus
Hay cosas que te hacen recordar a un ser querido y si, aparece la nostalgia.
Un abrazo


Suso
Tu lo has dicho, nunca se irá de mi vida.
No es mala idea, hacer un buen puchero como lo que hacia ella.
Siempre das energías positivas, gracias.
Un besote


Genín
A veces creo que tendemos a idealizar lo que hacían nuestras madres, pero es que mi madre cocinaba como la mejor, me imagino que como la tuya para ti.
Un besote


Anna
Son nuestro recuerdo más preciado.
Un beso.

Eastriver dijo...

¿peras? ¿Leí bien?Sorprendentes mezclas de dulce y salado. Luego parece que estas cosas son invenciones de los chefs modernos, pero en realidad, como siempre, la verdadera raíz gastronómica radica en el pueblo.

yraya dijo...

Seguro y que no vengan a contarnos historias de fusiones con los sabores ahora, que en Tenerife yo siempre he catado estas cosas.

Jose Vte. dijo...

Tiene una pinta estupenda ese puchero, y como a todos me sorprende lo de las peras, pero seguro que está buenísimo.
¡Ayy, que no hará una madre...!

Un abrazo

m dijo...

eso de canario me sono a puchero de...canario, pero no era así
saludos


m

m dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
India dijo...

Ufff...a veces los sabores no son solo sabores,verdad?son sensaciones,emociones,notas la compañía y la mirada da quien no está ya...
Hay una cosa que siempre le digo a mis chiquitajus,que comer no es olo llenar el estómago...tú has ido mucho más allá,a un lugar mucho más elevado en todo.
Achuchones,cielo!

yraya dijo...

Jose
Si, ha hecho gracia la extrañeza del personal por lo de las peras, es que los canarios somos una "raza especial" jajaja.
Que no hará una madre por sus hijos, cuanta razón tienes, yo no sé hasta donde llegaría por los mios...
Un abrazo


A ver M, cuando puede me explica esa teoría... no sé si estoy espesa o que no te "pillo"
Saludos


India
Mi niña que ha estado malita, como estás corazón? anoche vi que habías puesto una contestación a tus coments y lo explicabas, pero es que anoche estaba ya que no aguntaba el sueño, ya te enseñaré lo que tengo entre manos, que te crees que tu solo tienes paranoias.
Verdad que los olores y sabores te hacen un montón de recuerdos?
Tengo que hacer caso a Suso, tengo que hacer un buen puchero y comérmelo en honor suyo.
Que tengas buen domingo y mejorate.
Besitos sin virus.

GAIA dijo...

Però la recepta que ens has passat no porta peres. Es posen o no, en veritat? O potser era un toc personal de la teva mare?
Aquesta recepta me l'apunto perquè tots els ingredients m'agraden però aclareix-me si realment es posen peres.

Lisa dijo...

Los platos de cuchara son tan ricos, da lo mismo de dónde vengan un cocido es un cocido aunque varíen algo los ingredientes.
Por ejemplo las migas de pastor las tomamos solas y a veinte kilómetros ya la receta va con uvas.
Lo qué no sabe lo mismo son los platos de la madre,tienen un ingrediente secreto que sólo ellas lo conocen.
Besos

Kim Basinguer dijo...

Tengo cuñados canarios...esta de muerte el pucherito.

yraya dijo...

Gaia
Si miras más recetas del puchero, veras que en algunas si y en otras no ponen peras, aunque mi madre no era cuadrada para nada y era capaz de cambiar algún que otro ingrediente, pero en esta ocasión no, el puchero en Tenerife se hace con pera.
Ya me dirás cuando lo hagas...


Lisa
Me encantan los platos de cuchara.
Yo conozco las migas extremeñas, llevan chorizo y tocino, están muy ricas.
Pues si,la comida hecha por la mano de la madre es diferente.
Besote


Kim
Entonces sabes de lo que hablo, que bueno.
Un abrazo

peponita y venus dijo...

Hola :)
Qué post tan bonito y qué pinta tiene el puchero de la foto, si me dieran a elegir entre el puchero y tu cocido...no sabría hacerlo, aunque si el que hacía tu madre estaba tan rico o más que el de la foto, lo tengo claro. No sabía lo de la pera, me ha llamado la atención. Creo y como no estoy segura digo creo, que nunca he comido puchero, tal vez porque en mi casa éramos más de ranchos y potaje de berros, tal vez los mayores sí lo han comido. Y en relacionado con esto, Mamá me enseñó a hacer el potaje de berros y ella le quedaba también muy bueno.Te mando un besito grande de cocinera a cocinera, porque el potajito que tú me enseñaste, el de bacalao, garbanzos y espinacas no está nada mal ;)
Te quiero mucho!!!!

Carmela dijo...

Espero que quede un poquito para probarlo, me cogió fuera.
Entiendo lo que dices en tu entrada tengo varias comidas asociadas a mis padres y siempre será asi. La mesa que reune a la familia entorno a ella permanece siempre en nuestro corazón.
Un beso yraya

Carmela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Carmela dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
yraya dijo...

Pepo
Mi madre, tu abuela preparaba un puchero, QUE PUCHERO!!! me hace gracia que muchos de los que habéis comentado les ha llamado la atención lo de la pera, pero palabrita que en Tenerife le ponen pera.
Cuando coincidamos en aquella nuestra islita, te prometo que te haré un puchero que vas a estar suspirando todo el rato, con esos orgasmos gastronómicos que te entran cuando comes, jajajaja, también te haré un potaje de bacalao.
El potaje de berros de tu madre, bien reposadito, uuummmm que bueno.
Te he escrito un mail, para que luego no te quejes de tu tita.
Te quiero un montón.
Ánimo y adelante.


Carmela
Los comentarios no salían porque me llegan al correo y los tengo que publicar yo, más que nada porque a veces se colaban alguno fuera de tono y algún que otro spam, es una manera de controlar tus cosas.
Si que la comida la asocias con tu infancia y familia.
Me temo que no has llegado ni a un garbanzo, nos lo hemos comido todo, jajaja, chica que éxito con el puchero.
Un besote

ka dijo...

el puchero brasilero (feijôada) lleva naranja (y mucha carne), viva el batiburrillo... un saludo
k