jueves, 7 de abril de 2011

armarios

Cuando llega el cambio de estación si hay que me molesta es el cambio de ropa de los armarios.
Esta tarde me he puesto manos a la obra y los he dejado mejor que las estanterías de ropa de cualquier tienda cuando abren sus puertas, imaginaros si me alegra que cada vez que llego a una habitación abro las puertas de los armarios y recreo mi vista en la labor que tanto resquemor me produce, ahora espero que no se nos gire el tiempo y tenga que volver a sacar la ropa de invierno...