viernes, 24 de junio de 2011

Pedaleando


En estos primeros días de vacaciones la verdad que me encuentro extraña, quiero hacer muchas cosas pero se me agolpan todas en mi cabezota, por lo que al final no hago ni la cuarta parte de lo que quiero.
Ya os conté que hacia un curso de bicicleta, lo terminé el mes pasado y la verdad que no fue lo que me pensaba, no conecté mucho con uno de los monitores y las bicicletas no estaban todas en las condiciones que tendrían que estar. El último día me quedé (la ultima media hora) pedaleando un poco, por lo que me aconsejaron que me volviera a apuntar... si hombre y qué más?
Así que me he comprado una bicicleta y poco a poco, con un poco de miedo, con buenos consejos de los que me quieren y mucho tesón, ya me desenvuelvo muy bien con ella y me viene de maravilla, por la mañana temprano salgo a dar una vuelta y a la noche otra, cada día alargo un poco más el recorrido y la verdad que es un gustazo.
Ya estoy pensando que me gustaría ir en moto...