martes, 26 de julio de 2011

Noticias de verano...


Mientras comía oía las noticias por la radio y creerme que la comida se me ha atragantado cuando oí esta noticia: (que más que noticia me parece una excentricidad)
Qué será lo próximo? unas vacaciones pasando hambre y sed para sentir lo que está pasando en África.

Oferta Vacaciones: una semana en la cárcel por 400 euros

Oferta Vacaciones: una semana en la cárcel por 400 euros. El paquete incluye ser detenido, esposado y cegado con una venda, y encerrado en una pequeña celda durante toda una semana. Se incluye pensión completa con rancho carcelario y vigilancia de personal especializado durante las 24 horas.

Cerca de Reus, en Tarragona, una peculiar cárcel se ha convertido en el destino turístico más sorprendente de este verano.

Cualquier interesado pude pasar allí 8 días y 7 noches por solo 400 euros. Unas pequeñas celdas en un frío y lúgubre edificio de piedra servirán de suite para quienes quieran auto condenarse.

Dreams and Adventures, una empresa especializada en coaching ha lanzado esta atractiva oferta vacacional que pretende servir de experiencia reflexiva y existencial para, en teoría, ayudar a quienes la vivan a encontrarse a si mismos.

La experiencia piloto se ha reducido a la estancia de un fin de semana para cuatro personas; una abogada, un desempleado y dos directivos han vivido en una prisión de máxima seguridad en las mismas condiciones que lo hubieran hecho delincuentes altamente peligrosos.

Los carceleros vestidos como tales, y con las caras tapadas para evitar su identificación, los han sometido a talleres, reuniones y terapias para que se replanteen su vida y encuentren un sentido a lo que están haciendo con ella.

Estos carceleros son en realidad médicos, psicólogos y psiquiatras que han elaborado toda una mecánica terapéutica para los reclusos voluntarios que se decidan a participar en esta aventura.

La empresa impulsora del proyecto ha contado con el asesoramiento de los Mossos d’escuadra para montar esta fantasía penitenciaria que se postula al menos como una original manera de pasar unos días alejado de la rutina diaria.

vacaciones en la cárcel (cliclar)