lunes, 2 de enero de 2012

Iñaki, rei de les multes

NOTÍCIA COMPLETA
31/12/2011
Sense títol
Urdangarin ja era un penques de solter
Poc abans de casar-se, el futur duc de Palma va haver de liquidar a corre-cuita prop de mig milió de pessetes que devia a l’Ajuntament de Barcelona per evitar un escàndol
IL·LUSTRACIÓ: Pierino
La Casa Reial sabia, des d’abans que la infanta Cristina es casés amb Iñaki Urdangarin, que al futur duc de Palma se l’havia de lligar curt; que, en relació amb els diners, els seus principis ètics no s’ajustaven als del ciutadà normal. I ho sabia perquè va haver d’intervenir per tapar una filtració que havia fet aflorar una llonganissa de deutes que l’aleshores jugador d’handbol de l’FC Barcelona tenia amb l’Ajuntament de la ciutat, i que ascendia a 476.310 pessetes (prop de 3.000 euros). Més enllà de la xifra, el que posava en relleu era una manera de ser i de fer. L’home no pagava res: ni els impostos de circulació del seu cotxe esportiu i de la seva moto de gran cilindrada (no els havia pagat des del 1993), ni els IBI del seu pis i de l’aparcament (devia els de 1996 i 1997) ni les multes de trànsit, que no eren poques: 19, la major part per aparcar la moto indegudament.

L’afer va passar pràcticament desapercebut. Tot va començar a la fi d’agost de 1997, quan un anònim «Comitè Anticorrupció» va enviar la documentació sobre els deutes municipals d’Urdangarin a la Federació d’Associacions de Veïns de Barcelona (FAVB). Faltava poc més d’un mes per al casament reial (va tenir lloc a la Catedral de Barcelona el 4 d’octubre) i ja hi havia un petit moviment ciutadà disconforme amb el fet que el consistori hagués de pagar una part del festí (en forma d’hores extres de Guàrdia Urbana i de personal de neteja). Amb més raó, doncs, tractant-se d’un morós. De seguida van saltar les alarmes a La Zarzuela. Urdangarin va córrer a liquidar el deute, mentre la Casa Reial s’afanyava a esmorteir l’impacte del dossier, que al començament de setembre arribava a les redaccions de diversos mitjans. Els qui finalment van donar la notícia ho van fer invertint els conceptes: ja no era l’Urdangarin galtes que arrossegava cinc anys d’impagaments, sinó l’Urdangarin responsable que es posava al dia d’alguns tributs endarrerits. Només EL TRIANGLE li va dedicar una doble pàgina i una portada contundent: «Iñaki I, el rei de les multes» (núm. 360), que reproduïm.

* Aquesta informació la trobaràs sencera al setmanari EL TRIANGLE que està als quioscos.

http://www.eltriangle.eu/cat/notices/2011/12/urdangarin_ja_era_un_penques_de_solter_27375.php


Urdangarin ya era un jeta de soltero
Poco antes de casarse, el futuro duque de Palma tuvo que liquidar a toda prisa cerca de medio millón de pesetas que debía al Ayuntamiento de Barcelona para evitar un escándalo
ILUSTRACIÓN: Pierino
La Casa Real sabía, desde antes de que la infanta Cristina se casara con Iñaki Urdangarin, que el futuro duque de Palma se le debía atar corto; que, en relación con el dinero, sus principios éticos no se ajustaban a los del ciudadano normal. Y lo sabía porque tuvo que intervenir para tapar una filtración que había hecho aflorar una longaniza de deudas que el entonces jugador de balonmano del FC Barcelona tenía con el Ayuntamiento de la ciudad, y que ascendía a 476.310 pesetas ( cerca de 3.000 euros). Más allá de la cifra, lo que ponía de relieve era una manera de ser y de hacer. El hombre no pagaba nada: ni los impuestos de circulación de su coche deportivo y de su moto de gran cilindrada (no los había pagado desde el 1993), ni los IBI de su piso y del aparcamiento (debía los de 1996 y 1997) ni las multas de tráfico, que no eran pocas: 19, la mayor parte por aparcar la moto indebidamente.

El asunto pasó prácticamente desapercibido. Todo empezó a finales de agosto de 1997, cuando un anónimo «Comité Anticorrupción" envió la documentación sobre las deudas municipales de Urdangarin en la Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona (FAVB). Faltaba poco más de un mes para la boda real (tuvo lugar en la Catedral de Barcelona el 4 de octubre) y ya había un pequeño movimiento ciudadano disconforme con el hecho de que el consistorio tuviera que pagar una parte del festín (en forma de horas extras de Guardia Urbana y de personal de limpieza). Con más razón, pues, tratándose de un moroso. Enseguida saltaron las alarmas en La Zarzuela. Urdangarin corrió a liquidar la deuda, mientras la Casa Real se apresuraba a amortiguar el impacto del dossier, que a comienzos de septiembre llegaba a las redacciones de diversos medios. Los que finalmente dieron la noticia lo hicieron invirtiendo los conceptos: ya no era el Urdangarin mejillas que arrastraba cinco años de impagos, sino la Urdangarin responsable de que se ponía al día de algunos tributos atrasados. Sólo EL TRIÁNGULO le dedicó una doble página y una portada contundente: «Iñaki I, el rey de las multas» (núm. 360), que reproducimos.

* Esta información la encontrarás entera en el semanario EL TRIANGLE que está en los quioscos.

7 comentarios:

Jose Vte. dijo...

Desde luego vaya con el consorte, ya fiaba de lejos. Pero lo más chocante es el porqué toda la prensa hace mutis de común acuerdo a todas estas golfadas del deportista ejemplar.
Hay que ver.

Un abrazo

Eastriver dijo...

No en sabia res de tot plegat. Ara, mica en mica, va sortint tot. Res, doncs, ja posats que segueixin estirant de les reals mantes, a veure quina altra en surt, que segur que resten coses amagades...

Genín dijo...

Con la carita de no romper un plato que se gasta el tío...jajaja
Besos y salud

Emilio Manuel dijo...

¡¡Vamos, que le tío era un prenda!!, los servicios de investigación de la casa real ¿estaban dormidos o es que el amor mueve montañas?

Un abrazo.

Encarni dijo...

Entonces ya sabemos porque se casó con la infanta. Para él era un negocio más como hemos podido saber ahora. El braguetazo que se hizo el tío no fue cualquier cosa. Y esto de ir por la vida sin pagar nada, denota un despotismo para nada ilustrado, igual que en la actualidad. Si es que el que nace chorizo...

Un abrazo.

mariajesusparadela dijo...

Pues siempre había pensado que la cara le había nacido con la "pandilla" y ahora me desayuno...
O sea que ya era antes...pues con las compañías se empeora.
Lo vi el otro día en un antiguo programa (en la tele) diciendo que tenía que trabajar mucho para mantener a cuatro hijos y me dieron ganas de pegarle: es un insulto para los que de verdad tenemos que trabajar.

Kim Basinguer dijo...

Con tu permiso usaré esta información...que solo ayuda a convencerme de lo que ya sabemos todos: Si el es culpable la casa real tampoco tiene mucho de inocente.