domingo, 14 de octubre de 2012

Sin derecho...

Aunque el último párrafo es importante leerlo bien.


Sin derecho a la asistencia sanitaria gratuita

A todas aquellas personas desempleadas que hayan dejado de percibir la prestación por desempleo y sus ingresos superaran los 532,51€ y no figuren inscritos en su oficina de empleo correspondiente.

 A aquellas personas que nunca hayan cotizado a la Seguridad Social. A aquellos extranjeros que no estén registrados ni autorizados como residentes en España, excepto los menores de 18 años, que perciben las mismas prestaciones y en las mismas condiciones que los menores españoles.

Los extranjeros en esta situación tendrán hasta el 31 de agosto de 2012 para acreditar que reúnen las condiciones para estar asegurados.

Con el creciente número de personas sin empleo que dejan de cotizar tras recibir el subsidio por desempleo, son cada vez más los afectados por esta noticia.

Esto significa que solamente queda el derecho a la intervención por urgencia, debido a enfermedad grave o accidente hasta el alta médica, incluyendo también el caso de embarazo, parto y postparto. No hay asignado médico de cabecera ni especialista sanitario y la persona afectada debe abonar íntegramente el coste de los productos sanitarios y las recetas médicas.

¿Desde cuándo?
Esa Ley está vigente desde el año 1986 y se completa con el recién publicado Real Decreto-ley 16/2012 (PDF): Los desempleados durante la prestación por desempleo siguen cotizando a la Seguridad Social, pero una vez terminado este período, pierden el derecho a la asistencia sanitaria gratuita transcurridos 90 días desde la fecha de la última prestación por desempleo.

En otros períodos, la Seguridad Social atendía generalmente a todas las personas aunque ya no gozaran de la prestación por desempleo. Sin embargo, con la situación actual de recortes y desempleo, ya se está aplicando la Ley sin excepciones.

¿Cuáles son los plazos y condiciones?
En el caso de que la persona enferme antes de la baja de la Seguridad Social, la asistencia sanitaria gratuita se puede prolongar por un período máximo de 39 a 52 semanas. Si por el contrario, la persona cae enferma tras la baja de la Seguridad Social, dentro de esos siguientes 90 días, el período comprendido es de 26 a 39 semanas como máximo, siempre y cuando se hayan cotizado como mínimo 90 días durante el año anterior. Si no se llegan a cotizar esos 90 días dentro del año anterior a la baja, el derecho a la asistencia sanitaria gratuita es de 26 a 39 semanas como máximo, siempre que la persona haya caído enferma antes de la baja.

¿Qué alternativas hay?
Para aquellas personas que se encuentren en esta situación, hay varias alternativas: españoles o extranjeros residentes autorizados en España que sean beneficiarios de un asegurado que resida en España y tengan relación de cónyuge, ex cónyuge o descendientes menores de 26 años a cargo del asegurado o personas con discapacidad igual o superior al 65%.
En caso de que esta posibilidad esté agotada y no superar el límite de ingresos, está la posibilidad de solicitar la Tarjeta Sanitaria para personas sin recursos económicos.

Quedan excluídos para acceder a esta tarjeta los inmigrantes que no estén registrados ni autorizados como residentes en España, así como las personas que superen los límites económicos que serán controlados por el Instituto Nacional de la Seguridad Social. Hasta ahora, la tarjeta de persona sin recursos era la que se asignaba a los inmigrantes sin permiso de residencia ni trabajo.

Esta Tarjeta, que tiene la misma cobertura que la de la Seguridad Social, debe solicitarse en el Centro de Salud que le correspondiera y será tramitada a través del Instituto Nacional de la Seguridad Social, que será quien dará la aprobación final tras haber estudiado el caso.


Para acceder a la solicitud, debe presentarse la siguiente documentación y cumplir los siguientes requisitos, que pueden variar según cada Comunidad Aútónoma:

 Acreditación original a través de DNI, Pasaporte o NIE y número de la Seguridad Social
 Presentar certificado de Empadronamiento.
 Última declaración de IRPF expedida por el Ministerio de Hacienda para verificar los ingresos y situación del solicitante. La cifra de personas sin derecho a la asistencia sanitaria gratuita irá en aumento cuando las prestaciones y ayudas se vayan acabando. En España el número de desempleados alcanza en estos momentos el 24,30% de la población activa y el número de inmigrantes sin autorización de residencia ni de papeles para cotizar se sitúa entre las 300.000 y las 500.000 personas .

11 comentarios:

Genín dijo...

Dentro de poco veremos asaltar los centros de salud a mano armada para que alguien atienda a un enfermo...
Besos y salud

Miquel dijo...

Si señor, porque recuerdo la ley perfectamente. Lo que sucede, como bien dices, es que no se llevaba a cabo por razones sociales (había un gobierno socialista) pero estuvo a punto, por lo de la crisis del 82.. Salut

José María Souza Costa dijo...

Muy sério. Interesante postagem
Invitación

Yo soy brasileño, y tengo un blog, muy simple.
Estoy lhe invitando a visitar-me, y se posible, seguimos juntos por ellos.
Fuerza, Alegría y Amizad.
Ven acá, y, deja, un comentario.

http://www.josemariacosta.com

mariajesusparadela dijo...

Vamos de mal a peor.

José Vte. dijo...

Este gobierno está deshumanizando el país. Y esto no es más que el principio, aun veremos cosas peores. Las personas no importan, a los bancos y los poderosos que no les falten los millones.

Un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Hola Iraya: todo esto esta al rojo vivo. LO malo es que en todos los paises europeros pasa lo mismo.
Es teriible como nos vemos por cuatro cabezas de chorlito que ha dilapidado todos los fondos de la nación.

Un beso Yraya

Emilio Manuel dijo...

Siempre se ha puesto trabas al inmigrantes aparte de que trabajaban en aquellos que los nativos no queremos, ahora, con la crisis estas son mayores con un solo objetivo, que se marchen, cuando sean necesarios para trabajos indecentes y mal pagados ya se les llamará.

¡¡Que vergüenza!!.

Saludos.

O SuSo dijo...

Gracias por esta información, para mi esto no es nuevo ya ne sucedió hace muchos años cuando iba a hacer unas prácticas en Grecia y fui a pedir la targeta de SS para extrangero y me dijeron que como desde el verano anterior no había cotizado (era estudiante y trabajaba en vacaciones) pues que no tenía cobertura...mi cara fue un poema. Solución: ponerme como beneficiario en la tarjeta de mi padre (tenía 25 años). Aquel día me di cuenta que esto no era como creíamos.

En mi caso se me acaba la "ayuda" que ya no es ni prestación, en unos meses, de aquella pienso solicitar la tarjeta para personas sin recursos económicos, por puro derecho y le recomendaré lo mismo a todas las personas que se crucen en mi camino...tal vez cuando vean que somos millones de personas comiencen a reflexionar, sólo tal vez, porque lo mismo generamos otro decreto ley.

Abrazos.

PD: gracias a la meditación, la comida sana y el toque Zen de Suzanne Powell de momento no necesito ninguna tarjeta sanitaria, de momento...

nocheinfinita dijo...

Tan triste como real. Les corre prisa privatizar la sanidad para sus amigos/colegas (Capio Sanidad, etc...)y el que tenga parné tendrá salud y el que no, que se j... ya lo dijo "la Fabra"

Besos

Kim Basinguer dijo...

Vamos a una guerra, pasito a pasito pero vamos...
Tal vez seria mejor que estos hijos de Satanás estuviesen todos muertos.

Adriana Alba dijo...

Es tremendo lo que ocurre, no sabes como te comprendo, ojalà pronto se solucione.
Cariños.