domingo, 24 de junio de 2012

Mi primera caida...


Esta mañana bien temprano aprovechando que la gente dormía después de la verbena de Sant Joan, salí a dar una vuelta en bicicleta, sólo me encontré a los barrenderos, una gozada, el barrio para mi sola, cuando más tranquila iba me solté de un manillar para mirar la hora, ¿a quién se le ocurre ponerse reloj? si estoy de vacaciones, cuando me quise dar cuenta estaba en el suelo, vaya porrazo que me di, resultado: las piernas llenas de morados, rascadas y la mano izquierda que puse en el suelo para no darme en la cara, dolorida y con una pequeña brecha.

Para que os hagáis una idea de como fue la caída os dejo esta foto, pero la mia fue sin lluvia ni paraguas.